Don Juan, ese hombre bajito que te guía por nuestra comunidad

Don Juan es un hombre bajito, moreno, de ojos amistosos, semi cubiertos por la gorra que completa su uniforme. Un uniforme cuya única arma es su palabra. Don Juan, un hombre adulto al que no sabríamos calcular su edad, nos cuenta cómo es su experiencia en La Casa, ahorita que se acaba de integrar en este sistema de trabajo colaborativo

A Don Juan lo habéis visto seguro cientos de veces por la Zona Rosa, dedicándose a parquear carros, ejerciendo una seguridad preventiva y ayudando a vecinos y turistas a resolver sus dudas sobre cómo moverse por la San Benito.

“Desde hace años que trabajo en seguridad para la Asociación Corporación Zona Rosa, socios de La Casa Tomada, y siempre vi cómo entraban jóvenes alegres y con energías para aprender cosas nuevas. Siempre me llamó la atención lo que hacían, pero no ha sido hasta ahora que acabo de integrarme a este hogar, que puedo convivir con estas personas creativas”

De igual manera Don Juan nos narra cómo es la experiencia con sus demás compañeros de trabajo, muy distinto a cómo se vive la jornada laboral en otro tipo de empresas, donde según nos cuenta no existe siempre esa amabilidad por parte de todos los que integran la institución, mucho menos por parte de los compañeros de trabajo. “En otros Lugares hasta para pasarle una escalera a uno se pelea la gente, aquí todo es más fácil, con todos platica uno y se mantiene en paz viendo en qué ayuda a los jóvenes”

donjuan3Don Juan lleva 3 años trabajando en distintas organizaciones que tienen afiliaciones con La Casa tomada, pero solamente un par de semanas en La Casa como tal. En este pequeño espacio de tiempo ha sido capaz de crearse excelentes expectativas de La Casa. Le da gracias a Dios, nos cuenta, de saber que los muchachos y chicas de Las Palmas, vengan a superarse, a hacer algo bueno con su tiempo, en vez de andar en la calle pudiendo adquirir malos hábitos y arriesgándose. Se siente feliz de que exista una entidad capaz de aunar a organismos internacionales, asociación de vecinos, colectivos de artistas, fundaciones y universidades,  para apoyar a jóvenes que necesitan una oportunidad para abrir sus mentes, salir de las rutinas muchas veces angustiosas del día a día por si situación de exclusión y estigmatización.

“Es bastante bueno porque son la primera institución que apoya con acción cultural a la comunidad de esta manera, antes tal vez lo único que se veía eran talleres en las escuelas de carpintería o cosas así pero no duraban mucho, solo un par de clases y de ahí no volvían a aparecer, en cambio ya con La Casa Tomada se sabe que el proyecto va para largo, no es algo que el día de mañana va a desaparecer y eso le da esperanza a los jóvenes de un mejor futuro.”

Don Juan no es el guarda de seguridad de La Casa Tomada, es un habitante nuevo que se integra a la par que María, Luis o Ronald con el objetivo de ser los guías de la comunidad de La Casa. Son quienes reciben a nuestras visitas, les explican quiénes somos, qué servicios podemos ofrecer, cuáles son nuestros valores, y contribuyen a que éste, sea un espacio de co-responsabilidad en el bienestar y la seguridad de quienes habitamos en él.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s